Pintura roja y blanca

La pintura blanca puede se tu mejor aliado en la paredes de tu casa si busca un estilo determinado. Existen varios tipos de blancos (crudo, hueso, crema…) y puede ayuda a crear un espacio de estilo boho, arabesco, étnico. Combinándolo con una mueblería más rural o industrial.

El rojo suele recordarnos a la Navidad, una preciosa época del año. No obstante, unas paredes rojas aportan intensidad y vitalidad. Para tu habitación, para el salón, la habitación de invitados… combinándolo con tonos grises, blancos y negros será toda una muestra de contemporaneidad. La gama de rojos también es amplia (terracota, quemado, apagado, carmín).

Pintura a la tiza

La corriente vintage también se deja ver en el sector de la pintura, la tiza o chack paint está de moda. Si quieres dar un toque antigua y a la vez moderno a los muebles de tu casa, paredes, macetas… puedes probar esta clase de pintura.

Las ventajas son muchas:

Solo es necesaria una pasada por lo cubriente que es el pigmento y se puede aplicar directamente sobre la pared limpia

Es una composición al agua por lo que está libre de tóxicos.

EL acabado es muy estiloso, da la impresión de tiza, una estética de vanguardia.

No tiene olor y su tiempo de secado es rápido.

 

Pinta sobre cerámica

Para divertirte un rato, para ser la sensación de las vajillas, para canalizar tu alma de pintor…

Primeramente hay que decidir qué pintura y qué estilo quieres emplear. Si tienes en mente emplear los platos, vasos debemos tener en cuenta que hay pinturas que desaparecen y que pueden no ser aptas por su toxicidad.

Podemos elegir un pincel más o menos puntiagudo, más o menos grande, según el gusto.

Para que el resultado sea espectacular utiliza barniz y spray abrillantador. El último paso es meterlo al horno y después contempla la obra acabada.

Pintar sobre cemento

La pintura para suelo de cemento es muy barata, pero antes de nada hay que tener en cuenta, las especificaciones del suelo y los usos que se le va a dar. Tras la imprimación el pintor procederá

Se deben reunir todas las herramientas necesarias, los utensilios que manejaremos deben estar al alcance y estar limpios. Cuando el suelo esté totalmente limpio comenzamos a pintar los bordes y esquinas, puede ser de mucha ayuda la cinta para enmascarar.  Será clave conocer el tiempo de seco que precisa la pintura para no malograr el trabajo hecho.

Cuestiones básicas

Vamos a aclarar tres conceptos necesarios en el ámbito de la pintura:

Rendimiento teórico: Fórmula que nos ayuda a conocer qué cantidad de pintura para realizar el trabajo sobre la superficie escogida.

Rendimiento teórico

 

 

El consumo práctico: se estima multiplicando el consumo teórico por el Factor de Consumo de Referencia (CF).

Volumen de sólidos: Se divide el espesor de película seca espesor de película húmeda.

La composición de la pintura es: pigmentos, aglutinantes, disolventes y plastificante. Sus características varía en grados de dureza, permeabilidad, flexibilidad, resistencia…

Innovaciones en la pintura de fachada

Si en tu mente está pintar una fachada hay que tener en cuenta dos factores que marcan la diferencia entre un trabajo bien hecho o mal hecho: las condiciones medioambientales y la calidad del pigmento.

En el mercado hay una gran cantidad de tipos, que se ajustan cada uno a las necesidades de la pared sobre la que se realiza el trabajo: pintura plástica mate con una base de resinas estireno-acrílicas, pintura acrílica al agua , pintura acrílica al polisiloxano, pintura al silicato, pintura elástica, pintura pétrea, hidrófugo transparente… El acabado liso o rugoso y la exposición al ambiente son también factores importantes. Además de un acabado estético es necesaria una elección adecuada de la pintura para no tener que recurrir a sesiones de mantenimiento.

Más innovaciones en el ámbito son la pintura termoaislante y antihumedad, eficientes para el aislamiento de la pared ante la lluvia y el frío.